Los cinco peores dictadores de América Latina

Desde hace muchas décadas los países, en especial los del continente Americano, se han esforzado por fortalecer sus sistemas democráticos procurando no caer en periodos de dictaduras por los precedentes históricos que ha dejado este sistema de gobierno auto impuesto por el poder militar que controla los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales del país bajo este régimen. En el segundo continentes más importante del mundo, los cinco peores dictadores de América Latina han dejado una huella indeleble en su historia en la que la represión, asesinatos, torturas y otras violaciones a los derechos humanos que no se olvidan, aun en esta segunda década del siglo XXI.

Dentro de una de las dictaduras más tiránicas y sangrientas de América latina está la de Rafael Leónidas Trujillo, militar y político que hundió durante 31 años a República Dominicana. Durante su régimen dictatorial se dio la matanza que desapareció a más de 15.000 haitianos; los derechos no existían y se le brindaba culto solo al general, quien fue asesinado en 1961, tras una emboscada.

En la historia de Argentina también hay una época oscura, cuyo principal protagonista fue el Gral. Jorge Rafael Videla, líder del golpe militar que instauró la dictadura en ese país, es recordado como uno de los más sangrientos. En ese periodo se clausuraron los partidos, el parlamento, los sindicados y hay cifras de que cerca de 30.000 personas desaparecieron en ese periodo.

Otro general, Alfredo Stroessner, fue dictador en Paraguay entre 1954 y 1989. Durante su régimen se cometieron asesinados, persecuciones, torturas en cárceles especiales, deportaciones, persecuciones y violaciones de derechos humanos. Fue la época más dura de la historia de este país latinoamericano.

En Guatemala, bajo el régimen del Gral. Efraín Ríos Montt, se libró una cruenta represión contra todo el pueblo, en especial a los indígenas. Este periodo está marcado por el genocidio cometido contra el pueblo Maya en el triángulo Ixil; las cifras indican que cerca de 200.000 personas fueron desaparecidas o asesinadas.

Durante la dictadura del Gral. Augusto Pinochet, en Chile, fueron tantas las violaciones, represiones sanguinarias que, aun hoy en día, no se tiene una cifra cierta de la cantidad de personas que fueron afectada o desaparecidas por su poder. Este periodo dictatorial marcó la historia política de la región latinoamericana.